Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /nfs/c02/h03/mnt/23624/domains/evitare.org/html/index.php:13) in /nfs/c02/h03/mnt/23624/domains/evitare.org/html/index.php on line 17

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /nfs/c02/h03/mnt/23624/domains/evitare.org/html/index.php:13) in /nfs/c02/h03/mnt/23624/domains/evitare.org/html/index.php on line 17
Evitare - Centro Especializado en Inmunidad

ADN NUTRICIONAL

EN EL EMBARAZO Y LA MENOPAUSIA

¿Cuáles son los cambios hormonales que vivimos durante un embarazo y después de él? ¿Cómo pueden repercutir en el cuerpo, el ánimo, la alimentación, etc?

Son numerosos los cambios hormonales del embarazo. Al inicio predomina la secreción de progesterona para nutrir al huevo. También se produce la gonadotrofina coriónica (HCG) responsable de las nauseas y vómitos del primer trimestre. Luego los niveles de las hormonas se van estabilizando. Durante la segunda mitad y en mayor medida hacia el momento del término, se produce prolactina en niveles crecientes para preparar las mamas para la lactancia. La oxitocina es otra hormona que predomina hacia el término y tiene relación con la aparición de las contracciones del músculo uterino que en el momento adecuado desencadenarán el parto.



¿Cuáles son los cambios hormonales que vivimos en la menopausia? ¿Cómo repercuten en el cuerpo, el ánimo, la alimentación, etc?

La menopausia se caracteriza por el cese de la función reproductiva y el descenso de los niveles de estrógenos en el cuerpo. La mujer pierde su capacidad para embarazarse, no hay más menstruaciones ni ovulaciones. Este descenso de los niveles hormonales trae consigo cambios en todo el cuerpo. La piel y las mucosas tienden a la sequedad, el tejido adiposo tiende a aumentar, el calcio del hueso tiende a disminuir (osteopenia/osteoporosis), el aparato cardiovascular deja de tener el efecto protector de las hormonas femeninas y aumenta el riesgo de fenómenos vasculares, anginas de pecho e infartos. A nivel metabólico puede aparecer hipotiroidismo, hipercolesterolemia, intolerancia a los hidratos de carbono y diabetes del adulto.

La alimentación debe ser de menor aporte calórico, con refuerzo en el contenido de calcio y se debe asociar siempre la actividad física aeróbica al menos tres veces por semana.

El estado de ánimo debe estimularse en forma positiva tratando de mantener actividad física, mental y sexual en esta etapa, ya que muchas mujeres tienden a desarrollar síntomas depresivos.